FANTASY III










Una pequeña muestra de páginas aleatorias de la desafortunada historia de fantasía que nunca llegó a ser tal...y que permanecerá en la sombra, escondida en un oscuro recoveco de mi mente, a la espera de que llegue su momento.....


Hay historias que nacen y desaparecen en el olvido, desatendidas, desconocidas, demasiado humildes para percatarse de su frágil existencia, y cuyo único destino es morir como palabras que nunca se dijeron; otras historias, sin embargo, nunca llegan siquiera a nacer, temerosas de sí mismas y del mundo que espera devorarlas sin sentimiento...pero existen otras, que tienen vida propia, que se fraguan por sí mismas, que se escriben solas...porque ellas mismas te permiten que las escribas. Esta es una de esas extrañas historias. Una historia que se engendró por sí misma, altiva, demasiado orgullosa. Una cristura sin miedo. Un animal capaz de respirar por sí mismo, un animal herido ahora.


Es hora de que repose, lama sus heridas, y tome fuerzas para en un futuro, elevarse más alto que ninguna otra historia jamás conocida...

3 comentarios:

Sr. Sotomonte dijo...

Del salón en el ángulo oscuro,
de su dueño tal vez olvidada
silenciosa y cubierta de polvo
veíase... Fantasy

Mi atribulado escanciador de licores e historias, aun a riesgo de acaparar en exclusiva los comentarios de esta ventana que nos ofreces a los rincones más recónditos de tu alma, pertinaz reincido en el primer comentario que me acercó a esta página.

Arrójate al vacío, sin miedo de ninguna clase, pues nada hay que perder, salvo la vida misma, que para perseguir los sueños no basta con mirarlos pasar, hay que reunir el valor suficiente para asir la estela que dejan tras de sí, y cabalgarlos como si fueran caballos salvajes, en lugar de los cometas o estrellas fugaces que nos parecen.

Ralo sueño aquel que no hace bibrar tu alma como la cuerda de una guitarra, soltando agudas notas, ora de felicidad, ora de dolor, pero siempre sentimientos puros que son a la postre lo que hacen que este devenir del tiempo al que llamamos ingenuamente vida merezca la pena.

¿Qué trato de decirte, entre tanta analogía meteórica?, en dos palabras.

Im presionante.

No, perdona, que no era eso. Es que se me va la pinza.

Aprovecha esta puerta al inframundo para publicar algo, pon las cartas sobre la mesa, y sube la apuesta hasta donde tu quieras, pero recuerda que el tiempo pasa y no vuelve.

Esto merece un café pausado y un diálogo, no el monólogo que ahora tengo, así que tómate esto como el guante que te reta en buena lid, y tu dirás, lugar y hora.

Por cierto, si te puedo hechar una mano con el registro de publicaciones y/o derechos de autoría, no tienes más que decirlo.

caesar dijo...

:O

caesar dijo...

Vuestra flema me ha dejado anonadado, señor mío. Sepa su merced que no huyo de mis ilusiones por atribulados que sean los vientos a mi contra, y que mi barco zozobrado en marismas de ignominia, surcará los mares de la glorificación viento en vela y corrientes a favor, hasta el arrive a buen puerto, como que existe Cristo y Dios es uno.
No tengáis dudas de mi hombría, señor mío, cuando he de enfrentarme en terrible lid a hordas ansiosas de triunfos como lo es quién así os habla...pero tened paciencia. Largo es el camino, lleno de piedras y escollos mas...podré tropezar, pero nunca caer y abandonar...

En cuanto al café, próximamente, no lo dudes.