FÉMINAS


Hace ya algún tiempo, el buen Pere Olivé, insigne maestro y educador de artistas noveles, ante ciertas muestras de mi trabajo, criticó el hecho de que mis féminas carecieran de toda femineidad, y parecieran tíos cargados de estrógenos. Bueno, espero haber mejorado un poco...
Gracias por la lección de humildad, señor Pere.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

MIRE USTED, FIJESE EN LA CARA DE LA DIABLESA Y PIENSE EN ELLA SIN PELO NI CUERPO, NO PODRIA SER PERFECTAMENTE UN ZAGAL?

SIEMPRE CONSTRUYENDO

Anónimo dijo...

Pues si, podria ser un zagal lo mismo que un ave de rapiña o un plato de albondigas con leche, no te jode.
Las manos de la criatura es lo que no corresponde con el estereotipo femenino, pero es error de cracion o acaso algo deliberado?
Saquenos de la duda Caesar.